FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN ¡CELEBREMOS EN ITALIA!

San Valentin en san Marcos

La historia del día de San Valentín es una de las más enigmáticas y desconocidas. De hecho, en 1969 la Iglesia Católica quitó esta festividad del calendario canónico, pues aún no ha habido pruebas contundentes de la existencia de San Valentín o de sus proezas. Sin embargo, San Valentín sigue siendo el santo más famoso y el 14 de febrero una de las fechas más celebradas alrededor del mundo, pues de alguna manera une a todas las personas de distintas culturas y tradiciones a celebrar algo que todos valoramos: el amor.

Aunque todos nos hemos puesto en la posición de celebrar San Valentín comprando un ramo de flores, unos chocolates o teniendo un detalle especial con nuestro enamorado, poco sabemos sobre los orígenes de esta fiesta tan amada por todos. La fecha de la fiesta que hoy conocemos como San Valentín, coincide con la fecha de las fiestas de Lupercalia en la antigua Roma. Esta fiesta, por un lado, celebraba al dios Fauno, la deidad dedicada a proteger el ganado de los corrales. Así mismo, se cree que Lupercalia celebraba también el final del invierno, momento en el que los lobos regresaban a la montaña a cazar y dejaban de acechar el ganado del hombre. Otras versiones de la historia cuentan que esta fiesta estaba hecha para celebrar el encuentro de Rómulo y Remo (que según la leyenda, fueron los padres fundadores de Roma) con la loba que los amamantó y los hizo crecer.

Sin importar cuál de estas hipótesis fuera cierta, lo que sí sabemos es que la fiesta de Lupercalia estaba relacionada con el final del invierno y el inicio de la primavera, estación en la que todo florece y se fertiliza. Esto se extiende a la humanidad: celebrar la fecundidad humana y sus ritos amorosos formaba parte de esta celebración.

Con respecto a la verdadera identidad de San Valentín, poco se conoce. Sabemos por ejemplo que San Valentín de Terni le ayudó a una joven a completar su dote para poderse casar. Otros dicen que el verdadero San Valentín era el de Roma, que casaba a los legionarios, oficiales que en la época de la antigua Roma tenían prohibido casarse. En cambio, en otras versiones se cuenta que San Valentín casaba parejas cristianas en tiempos de persecución.

En todo caso, el papa Gelasio I institucionalizó la fiesta de San Valentín en el año 476 d.C. y la hizo coincidir con la fiesta de Lupercalia para convertir los vestigios de una fiesta pagana en una fiesta oficialmente cristiana. Dicho sincretismo, utilizado en la historia de muchas otras festividades de nuestra tradición, dio como resultado el nacimiento del día de los enamorados; una celebración que involucra a los habitantes del mundo entero.

Sin importar cuál sea su historia, el día de San Valentín es una gran oportunidad para compartir con quien más queremos, para decir aquello que no hemos dicho y para demostrar, así sea con un pequeño gesto, cuánto significa la presencia de esa persona especial en nuestra vida. En Italia se acostumbra compartir un dulce con el ser amado: te esperamos en San Marcos para compartir una torta, un postre o una galleta con esa persona que tanto amas y que tanto te endulza la vida. ¡Feliz día de San Valentín!

, , , , ,

Deja una respuesta